Conoce los 2 pasos para comprar un auto nuevo o usado.
0 Comments

Si tienes intención de comprar un auto nuevo o usado aquí te dejamos algunos pasos que te pueden ser de mucha ayuda.

También te puede interesar: Mitos sobre seguros de carro.

Proceso de compra de autos en dos pasos

Para la mayoría de los mexicanos, comprar un automóvil es una compra importante.

Deseas asegurarte de hacer la elección correcta y obtener el mejor trato posible.

Pero navegar por el financiamiento y negociar con las aseguradoras de autos la compra de un automóvil puede ser complicado.

Aquí hay dos pasos a considerar si estás pensando en comprar un auto nuevo o usado.

Revisa los  pasos y pros para comprar un auto.

Investiga para elegir tu auto

Muchas personas compran automóviles en función de su aspecto o de lo que saben.

En lugar de comprar el mismo tipo de automóvil que siempre manejas.

Es más prudente enumerar los atributos que estás buscando y luego investigar un poco.

Realmente piensa en lo que quieres versus lo que necesitas.

Por ejemplo, ¿qué es lo que más te importa?

  • La seguridad
  • Marca
  • Espacio de carga
  • Fiabilidad

Crea una lista de opciones que se adapte a tus necesidades y deseos.

Encuentra financiamiento

Una vez que sepas lo que estás buscando, piensa si deseas comprar nuevos o usados, o si deseas comprar o arrendar.

¿Qué opciones de financiamiento son realistas para ti en función de tus ingresos y crédito?

No pidas prestado más dinero del que puedes pagar cómodamente.

Tu puntaje de crédito afectará directamente la tasa de interés que pagarás por tu préstamo.

Lo que necesitas saber al comprar un auto.

Por ejemplo, es probable que a una persona con un puntaje de 720 se le ofrezca un préstamo de alrededor del 5,75%.

Por el mismo monto del préstamo, y una persona con un puntaje de crédito de 660 probablemente verá un aumento en la tasa de interés de:

Aproximadamente 9.2%, y esto hará que el pago mensual sea $ 15- $ 20 más alto.

En definitiva, antes de comprar un auto tienes que revisar bien tus interés y tus finanzas para evitar problemas futuros.