Inicio » ¿Cómo darle mantenimiento a tu auto usado?

¿Cómo darle mantenimiento a tu auto usado?

¿Cómo darle mantenimiento a tu auto usado?

Aproximadamente el 95% de los hogares mexicanos posee un automóvil. Aunque los automóviles son nuestra principal fuente de transporte, no muchas personas saben cómo mantener un viaje. Aprender a mantener un automóvil correctamente puede ayudarte a prolongar la vida útil de tu auto. De lo contrario, tu automóvil podría averiarse cuando más lo necesites.

Aquí hay 10 consejos profesionales para el mantenimiento de un automóvil. Con estos consejos, puedes mantener tu automóvil en plena forma, estos consejos son esenciales.

1. Cambia el aceite

Si deseas mantener tu motor en funcionamiento, tu aceite necesita una revisión periódica. Si conduces con frecuencia, considera revisar tu aceite todos los meses. Cambiar el aceite según sea necesario ayudará a mantener el motor funcionando al máximo.

Si decides cambiar el aceite por tu cuenta, asegúrate de drenar el líquido primero. Luego, deberás desechar el aceite viejo.

También es esencial asegurarse de elegir el tipo de aceite de motor adecuado para tu automóvil. De lo contrario, cambiar el aceite podría hacer más daño que bien.

Al elegir tu aceite, considera primero el kilometraje de tu automóvil. También deberás decidir entre aceite sintético o no sintético. Considera también la viscosidad del aceite.

Antes de cambiar tu aceite, asegúrate de tener el equipo adecuado, que incluye:

  1. Un filtro de aceite de alta calidad
  2. El mejor aceite que puedes pagar
  3. Una llave de filtro de aceite
  4. Un gato y un soporte de gato
  5. Una bandeja de drenaje

¿Cómo darle mantenimiento a tu auto usado?

Es posible que desees cambiar tu aceite cada 10,000 millas. También puedes revisar el manual de tu automóvil para determinar la frecuencia con la que debes cambiar el aceite.

2. Revisa tus llantas

Cada vez que sales a dar una vuelta, tus neumáticos se desgastan un poco. No mantener la presión de los neumáticos de tu automóvil podría afectar el rendimiento de la gasolina. En su lugar, revisa la presión de los neumáticos con regularidad para asegurarte de que estén en los niveles recomendados.

Si se pincha una llanta mientras estás en la carretera, podrías causar un accidente. En su lugar, intenta tomar medidas preventivas para evitar un reventón. Por ejemplo, debes comprobar periódicamente si hay retiradas de neumáticos.

También es importante rotar los neumáticos cada 10,000 millas para garantizar un desgaste uniforme.

¿Cómo darle mantenimiento a tu auto usado?

3. Enciéndelo

¿Alguna vez has conducido por una carretera oscura o durante una noche tormentosa? Debes asegurarte de que las bombillas de tu automóvil funcionen correctamente. De lo contrario, podrías tener dificultades para conducir en condiciones de oscuridad.

No olvides revisar también la batería de tu automóvil. Aproximadamente un 44% más de propietarios de automóviles informaron fallas de la batería año tras año. Es posible que debas reemplazar la batería cada 5 años.

4. Busca fugas

Si deseas aprender a mantener un automóvil, asegúrate de verificar los niveles de líquido. Si los líquidos no están en los niveles adecuados, es posible que tu automóvil no funcione correctamente.

¿Cómo darle mantenimiento a tu auto usado?

Estos líquidos incluyen tu:

  1. Líquido de los frenos
  2. Líquido de dirección asistida
  3. Aceite de motor
  4. Refrigerante
  5. Fluido de transmisión

Cuando uno de estos líquidos no está en el nivel adecuado, podría influir en la conducción de tu automóvil. Si detectas una fuga, asegúrate de programar las reparaciones de inmediato.

A veces no consideramos nada de esto, ni mantenemos revisiones constantes a nuestros autos hasta que nos pasa a nosotros, y es ahí cuando valoramos el tener un seguro de auto disponible que nos apoyara. Además, si al conducir sufres un accidente, afectas a terceros, golpeando su auto o peor aún, afectando a una persona, teniendo asegurado tu auto, te proteges y proteges a los demás. Existen diversos tipos de cobertura: limitada, amplia, cobertura básica o responsabilidad civil.